Sunday, January 20, 2013

Worse Than a Hangover


Do you know that feeling when you wake up after a bad fight with someone you love, or a breakup, or the death of someone close or a job loss?  I’m having that right now.  I’ll let you guess which one applies to me.  Maybe it’s all of them or none of them.  It doesn’t matter.  What matters is that awful feeling of wondering how you’re going to get through the day or how you’re going to get through the rest of your life.             
            Maybe you don’t even want there to be a rest of your life. 
I understand depression and hopelessness.  I’m fortunate to have experienced complete hopelessness, so powerful that I just wanted to die.  I’m also fortunate to not have experienced it too often.  It's like a hangover, except that you know that a hangover will go away.  You're not so sure about this one.  And I’ve found only a few cures for it.
1.     Prayer.  I have been literally rescued through the prayers of others.  I am not ashamed to ask for prayer and I have a couple of close friends who I know pray for me regularly.  But sometimes prayer requests turn into a clever and spiritual form of whining.
2.     Counsel.  There are times when I just need to talk to someone.  For me, the actual talking often helps me understand and resolve my dilemmas.  I’ve learned over the years though that I may have used this method a bit too much in my lifetime.  I agree with Steven Pressfield who says that getting advice can be another form of Resistance.
3.     Action.  Without action prayer and counsel are useless.  Prayer and counsel are not the answers – they may provide the answers, but they are not the answers. Action is the answer.

Now how big does this action have to be?  Should I write a blog, finish my book or clean the garage?  Is a clean garage really part of my Purpose?  Is my Purpose some grand enterprise that will change the world or make me a million dollars?  Maybe.  And maybe it’s also something as simple as spending time with the kids, mowing the lawn, doing homework or cleaning the garage.  Just as there is no insignificant suffering, neither is there insignificant purpose.  There is no small Purpose.
One of my best friends told me that her Purpose is to take down the old wallpaper and paint the house.  She’s a beautiful, intelligent interesting single woman who struggles with loneliness sometimes, but when she works on her house, she is not lonely.
Another dear friend spends a lot of his spare time developing his stock trading skills and knowledge.  He is nearing 50 and has not yet reached his full potential, but when he studies and works, he feels free.
Sometimes all we are given is one step at a time.  When I started this blog, I didn’t even know why I was doing it.  I had no theme or even a title.  The title, Why Don’t I Just Get Started? was an accident.  Or serendipity.   It took me a week before I realized that was my theme and a more than another week before I realized that my two overarching ideas were “Get Started” and “Keep Going.”
So today I have to keep going.  I have a cough that is trying to kill me and my other issues are forcing me to take one moment at a time.  I agree with Earl Nightingale who says in The Strangest Secret, “You must control your thinking.”  If we don’t then we get stuck in loneliness, hopelessness, despair and loss of Purpose.   So what do we do when those demons threaten to take over?
King David wrote, “Your word is a lamp unto my feet and light to my path.” 
The light often starts out small, allowing us only a few steps at a time.  After a while though it gets larger and brighter and we see our destination more clearly. It goes from being a flashlight to a spotlight.  But you don’t get there through prayer or counsel.  You get there by walking.  Eventually you can start running.  You find something to do, something that fits your Purpose.  If your Purpose seems to be to clean the kitchen at that moment, then trust that.  If it seems to be to start your book, teach pre-school, begin painting or open your business, trust that, too.
Purpose is there and waiting.  It’s waiting to move through you and it’s waiting to change that awful feeling you woke up with and give you a better day.


¿Sabes esa sensación cuando te despiertas después de una mala pelea con alguien que amas, o una ruptura, o la muerte de un ser querido o la pérdida del empleo? Me lo estoy pasando ahora mismo. Te dejaré adivinar cuál se aplica a mí. Tal vez sea todos o ninguno de ellos. No importa. Lo que importa es que la horrible sensación de no saber cómo vas a pasar el día o cómo vas a pasar el resto de su vida.
Tal vez ni siquiera quieren que haya un resto de su vida.
Entiendo que la depresión y la desesperanza. Tengo la suerte de haber experimentado la desesperación completa, tan poderoso que yo sólo quería morir. Yo también soy afortunado de no haber experimentado con demasiada frecuencia.  Es como una resaca, salvo que usted sabe que la resaca va a desaparecer. No estás tan seguro acerca de esto.  Y he encontrado sólo unos pocos curas para ello.
1. Oración. He estado literalmente rescatada a través de las oraciones de otros. No me avergüenzo de pedir oración y tengo un par de amigos cercanos que conozco oren por mí con regularidad. Pero a veces las peticiones de oración se convierten en una forma inteligente y espiritual de lloriquear.
2. Abogado. Hay momentos en los que sólo hay que hablar con alguien. Para mí, la conversación real a menudo me ayuda a entender y resolver mis dilemas. He aprendido a lo largo de los años a pesar de que yo podría haber usado este método un poco demasiado en mi vida. Estoy de acuerdo con Steven Pressfield que dice que obtener asesoramiento puede ser otra forma de resistencia.
3. Acción. Sin la oración y consejo son inútiles. La oración y el consejo no son las respuestas - que pueden proporcionar las respuestas, pero no son las respuestas. La acción es la respuesta.

Ahora lo grande que es esta acción tiene que ser? ¿Debo escribir un blog, terminar mi libro o limpiar el garaje? Es un garage limpio realmente parte de mi propósito? Es mi propósito alguna empresa grande que va a cambiar el mundo o hacer que me de un millón de dólares? Quizás. Y tal vez también es algo tan sencillo como pasar tiempo con los niños, cortar el césped, hacer la tarea o limpiar el garaje. Así como no hay sufrimiento insignificante, tampoco hay propósito significativo. No hay un propósito pequeño.
Uno de mis mejores amigos me dijo que su propósito es acabar con el viejo papel pintado y la pintura de la casa. Ella es una hermosa e inteligente mujer interesante soltera que lucha con la soledad a veces, pero cuando se trabaja en su casa, ella no está sola.
Otro amigo querido pasa mucho de su tiempo libre desarrollando sus habilidades de negociación de valores y conocimientos. Él se acerca a los 50 y aún no ha alcanzado su pleno potencial, pero cuando se estudia y trabaja, se siente libre.
A veces todo lo que se nos da es un paso a la vez. Cuando comencé este blog, yo ni siquiera sabía por qué lo estaba haciendo. No tenía ni siquiera un tema o título. El título, ¿por qué no simplemente ponerse en marcha? Fue un accidente. O casualidad. Me tomó una semana antes de que me di cuenta de que era mi tema, y ​​una semana más que otro cuando me di cuenta de que mis dos ideas generales fueron "Get Started" y "seguir adelante".
Así que hoy tengo que seguir adelante. Tengo una tos que está tratando de matarme y mis otros temas se me obliga a tomar un momento a la vez. Estoy de acuerdo con Earl Nightingale que dice en el secreto más extraño, "Usted debe controlar su pensamiento." Si no entonces nos quedamos atascados en la soledad, la desesperanza, la desesperación y la pérdida de Propósito. Entonces, ¿qué debemos hacer cuando esos demonios amenazan con tomar?
El rey David escribió: "Tu palabra es una lámpara a mis pies y lumbrera a mi camino."
La luz comienza a menudo con cosas pequeñas, lo que nos a sólo unos pasos a la vez. Después de un tiempo a pesar de que se hace más grande y más brillante y vemos a nuestro destino con mayor claridad. Se pasa de ser una linterna a un centro de atención. Pero no se llega a través de la oración o consejo. Se llega a pie. Eventualmente, usted puede empezar a correr. Usted encontrará algo que hacer, algo que se adapte a su propósito. Si su objetivo parece ser el de limpiar la cocina en ese momento, y luego confiar en eso. Si parece ser comenzar su libro, enseñar preescolar, comenzar a pintar o abrir su negocio, confía en eso.
Propósito está ahí y espera. Está esperando para moverse a través de ti y está esperando para cambiar esa horrible sensación que despertó y le dará un mejor día.