Saturday, January 26, 2013

Purpose and Passion


I want to talk more about this “off” feeling, because it came back when I woke up this morning.    I didn’t feel like being with anyone or doing anything.    Have you ever had a day like that?  You look at your spouse, your kids, your job, your Purpose, and you say, “I just don’t want to do this….”
            How do you complete that sentence?
            I just don’t want to do this…
                        - Any more?
                        - Today?
            A lot depends on where that feeling comes from.  Feelings are funny things.  They should not always be fully trusted, nor should they always be ignored.  In some cases, such as with a job or a calling, I might just be getting tired or scared.  There’s a lot of uncertainty in pursuing one’s dreams.  There are no guarantees.  It is said that the fear of success is greater than the fear of failure, because most of us can identify with failure.   We’ve all failed somewhere in life and I know if I fail, if I give up, then I can come up with a great story as to why I did so and people will commiserate with me.
            I can hear it all now:
            “Hey, at least you tried.  That’s better than a lot of people who don’t even do that.”                       
            “You just bit off more than you can chew.  Don’t worry.  Everyone does it.”
            “Focus on other things.”
            I know those all sound nice and are well-meant, but… no.             
            If I’m called to do something, I’m called to do it until I’m not.  Now I don’t have all the answers and I don’t always know when one calling ends and another begins.  I don’t know if it’s possible to have more than one Purpose at the same time, or if there’s only one but it involves different ways of expression.  I don’t know if we get one Purpose all our lives or several throughout our lives.  I don’t know if Purposes can overlap.  I don’t even know if we get put on the sidelines for a while. 
            I remember a very confusing period of my life.  I was running Junior High youth group at my church.  I was good at it.  I loved the kids and they loved me.  There were struggles, but it was one of the best experiences of my life.  Then it started slipping away.  I still loved it and I loved the kids, but I got taken out by church politics and by territorialism.  And also, by the very sad feeling that I was losing my passion for it.  
Now there were other things going on in my life, too and much of it was traumatic. Within a year, my entire life had turned upside down and I lost my home, my job, my ministry, my church, my music collection and even my comic books.  Each of those losses is a story unto itself.  But the bottom line is that I had to start at the bottom again.  And I wasn’t sure why because I had already proven myself and my abilities.
            Robert Bly mentions in Iron John, the prince who winds up in the dungeon and has to start over again.  In the book of Genesis, Joseph is a slave and then a prisoner for years before he realizes his God-given dream of ruling a nation.  Is following my Purpose going to allow me to rule a nation?   Probably not, but I will be able to rule over myself, and that’s far more powerful and important.
            This blog did not go where I expected it to go.  I did not plan on revealing so much of my past.
            What I was originally going to say was, that no matter what your feelings, do the thing you’re supposed to do until you’re absolutely sure you aren’t supposed to do it any longer.   Don’t let apathy or fear or procrastination keep you from Purpose.  Love your Purpose.  And remember that love, as I use the word here is not emotion or passion.  It’s an intellectual assent, a commitment, to see it through until you’re sure you aren’t supposed to any more.
            When I was working with the Junior High group I had a huge passion for it.  And passion can be good, but it can also be a trick of the Enemy. Passion, like any other emotion, can wax and wane.  Passion can fade.  At some point in my ministry my passion faded.  Had I had more wisdom and life experience, I would have not panicked when my passion ebbed somewhat.  It probably would have come back.  It’s pointless to wonder now.
            What I do know is that I have something different now.  What I have is beyond passion.  It’s a commitment to follow through, as often as I can, to remind you to Get Started and Keep Going.  Don’t worry about passion.  Purpose is not my life.  It is not even me.  It is simply the way my gifts are being utilized.  But when I am in it, I am more “me” than at any other time.  Purpose keeps me present and authentic.  It keeps me grounded and it keeps me joyful.  And it gives me the ability to love again when “I just don’t feel like it.”

Quiero hablar más sobre esto en "off" sentimiento, porque cuando regresé me desperté esta mañana. Yo no tenía ganas de estar con nadie ni hacer nada. ¿Alguna vez has tenido un día así? Miras a tu cónyuge, tus hijos, tu trabajo, tu propósito, y ustedes dicen: "Yo no quiero hacer esto ...."
¿Cómo se realiza esa frase?
Es sólo que no quiero hacer esto ...
- ¿Algo más?
- ¿Hoy?

Mucho depende de dónde proviene ese sentimiento. Los sentimientos son cosas divertidas. No siempre debe ser de plena confianza, ni deben siempre ser ignorada. En algunos casos, como con un trabajo o una vocación, yo podría estar cansado o asustado. Hay mucha incertidumbre en la búsqueda de sus sueños. No hay garantías. Se dice que el miedo al éxito es mayor que el miedo al fracaso, porque la mayoría de nosotros puede identificarse con el fracaso. Todos hemos fallado en alguna parte en la vida y sé que si no lo consigo, si me rindo, entonces puedo llegar a una gran historia de por qué lo hice y la gente se compadecen de mí.
Lo oigo todo ahora:
"Bueno, al menos lo intentaste. Eso es mejor que un montón de gente que ni siquiera hacer eso. "
"Sólo mordió más de lo que puede masticar. No se preocupe. Todo el mundo lo hace. "
"Centrarse en otras cosas."
Sé que todos los sonidos agradables y están bien intencionada, pero ... no.
Si estoy llamado a hacer algo, me llaman a hacerlo hasta que no lo soy. Ahora no tengo todas las respuestas y no siempre se sabe cuando termina una llamada y comienza otro. No sé si es posible tener más de un propósito, al mismo tiempo, o si hay sólo una sino que implica diferentes formas de expresión. No sé si tenemos un propósito todas nuestras vidas o varias a lo largo de nuestras vidas. No sé si Propósitos pueden superponerse. Ni siquiera sé si nos ponen a un lado por un tiempo.
Recuerdo una época muy confusa de mi vida. Yo estaba corriendo Grupo Junior High jóvenes de mi iglesia. Yo era bueno en eso. Me encantaron los niños y me encantó. Hubo luchas, pero era una de las mejores experiencias de mi vida. Entonces empezó perdiendo. Todavía me encantó y me encantaron los niños, pero fue tomado por política de la Iglesia y por el territorialismo. Y también, por la sensación muy triste que estaba perdiendo mi pasión por ella.
Ahora había otras cosas que suceden en mi vida, también y en gran parte fue traumática. Dentro de un año, mi vida entera se había vuelto del revés y he perdido mi casa, mi trabajo, mi ministerio, mi iglesia, mi colección de música y hasta mis cómics. Cada una de esas pérdidas es una historia en sí misma. Pero la conclusión es que tuve que empezar desde abajo otra vez. Y yo no estaba seguro de por qué, porque yo ya había probado a mí mismo y mis habilidades.
Robert Bly en Iron John menciona, el príncipe que termina en la cárcel y tiene que empezar de nuevo. En el libro de Génesis, José es un esclavo y prisionero durante años antes de que él se da cuenta de su sueño dado por Dios de gobernar una nación. Está siguiendo mi propósito va a permitir que me gobernar una nación? Probablemente no, pero voy a ser capaz de gobernar a mí mismo, y eso es mucho más poderoso e importante.
Este blog no ir a donde yo esperaba que fuera. Yo no tenía intención de revelar gran parte de mi pasado.
Lo que originalmente iba a decir era que no importa cuáles sean sus sentimientos, hacer lo que tienes que hacer hasta que esté absolutamente seguro de que no se supone que deben hacerlo por más tiempo. No deje que el miedo o la apatía o desidia le impiden Propósito. Ama a tu propósito. Y recuerde que el amor, como yo uso la palabra aquí no es emoción o pasión. Es un asentimiento intelectual, un compromiso para llevarlo a cabo hasta que esté seguro de que no se supone que son más.
Cuando estaba trabajando con el grupo de secundaria tenía una gran pasión por ella. Y la pasión puede ser bueno, pero también puede ser un truco del enemigo. Pasión, como cualquier otra emoción, puede crecer y menguar. La pasión puede desvanecerse. En algún momento de mi ministerio, mi pasión se desvaneció. Si hubiera tenido más sabiduría y experiencia de vida, yo no habría pánico cuando mi pasión decayó un poco. Probablemente hubiera vuelto. No tiene sentido preguntarse ahora.
Lo que sí sé es que tengo algo diferente ahora. Lo que tengo es más allá de la pasión. Es un compromiso para seguir adelante, tantas veces como pueda, para recordar para empezar y seguir adelante. No te preocupes por la pasión. El propósito no es mi vida. No es ni siquiera yo. Es simplemente la forma en que mis regalos están siendo utilizados. Pero cuando estoy en ella, me siento más "yo" que en cualquier otro momento. Finalidad me mantiene presente y auténtico. Eso me mantiene conectado a tierra y me mantiene alegre. Y me da la capacidad de amar de nuevo cuando "Simplemente no me da la gana".