Tuesday, January 22, 2013

I Feel Like I've Been Dying


I’ve been sick and I feel like I’ve been dying.  In a way, I have.  Think about the similarities.  When I’m sick, my vital functions start shutting down.  I have no strength to do even the simplest things.  I can’t handle any outside stimuli.  Food is horrible.   All I can do is rest.  I guess that’s why it’s called a deathbed and not a death Barcalounger.  Now I’m probably not dying.  I probably just have a bad flu bug that makes me feel that way. 
            St. Paul says, “Be grateful in all things.”  But he also says, “Be grateful for all things.”  I don’t know.  It’s hard to feel gratitude at 3:30 a.m. when I’ve thrown up for the fourth time.  But I am grateful for the following things:
·      A nice pillow
·      A place to sleep
·      Ice chips
·      Peppermint tea
·      The well wishes of friends
·      Prayers
·      Being loved

I’m also grateful that I’m not dying.  I’ve been given another chance.  We all hope to live to be 100, but I have a friend who was 35 and woke up telling his wife he couldn’t breathe.  He died a few minutes later.
            I don’t know how it all works.  I’d like to believe that we stay here until we’ve completed our Purpose.  But what if some people continually ignore that call until it is too late?
            I don’t want to be one of those people.  As I’ve said, I have more years behind me than I have ahead of me.  If I died in the middle of tonight, I’d at least like to go knowing that I’ve done my best, that I tried to do what I was supposed to do with my life.  I’d like to go knowing I’ve made a difference.
            To quote Forrest Gump, “That’s all I have to say about that.”
            So find your Purpose.  Get Started and Keep Going.  Then even when you feel like you’re dying, you’ll be more alive than you’ve ever been in your life.

He estado enferma y me siento como que he estado muriendo. En cierto modo, así es. Piense acerca de las similitudes. Cuando estoy enfermo, mis funciones vitales empiezan a cerrarse. No tengo fuerzas para hacer las cosas más simples. No puedo manejar cualquier estímulo externo. La comida es horrible. Todo lo que puedo hacer es descansar. Supongo que es por eso que se llama un lecho de muerte y no una mecedora muerte. Ahora estoy probablemente no morir. Probablemente sólo hay un virus de la gripe mal que me hace sentir de esa manera.
St. Paul dice: "Sé agradecido en todas las cosas." Pero también dice: "Sé agradecido por todas las cosas." No lo sé. Es difícil sentir gratitud a las 3:30 am cuando he vomitado por cuarta vez. Pero estoy agradecido por las cosas siguientes:
• Una almohada agradable
• Un lugar para dormir
• Trocitos de hielo
• Peppermint te
• Los buenos deseos de los amigos
• Oraciones
• Ser amado

También estoy agradecido de que no me estoy muriendo. Me han dado otra oportunidad. Todos tenemos la esperanza de vivir hasta los 100 años, pero tengo un amigo que tenía 35 años y se despertó le dijo a su esposa que no podía respirar. Murió a los pocos minutos.
No sé cómo funciona todo. Me gustaría creer que nos quedemos aquí hasta que hayamos completado nuestro propósito. Pero lo que si algunas personas continuamente ignorar la llamada hasta que es demasiado tarde?
Yo no quiero ser una de esas personas. Como he dicho, tengo más años detrás de mí que tengo delante de mí. Si muriera en medio de esta noche, yo por lo menos como para ir sabiendo que he hecho mi mejor esfuerzo, que he tratado de hacer lo que tenía que hacer con mi vida. Me gustaría ir sabiendo que he hecho una diferencia.
Para citar a Forrest Gump: "Eso es todo lo que tengo que decir sobre eso."
Así que encontrar su propósito. Empezar y seguir adelante. Entonces, incluso cuando te sientes como si estuvieras muriendo, usted estará más vivo que alguna vez has estado en tu vida.