Friday, February 1, 2013

The Surprising Benefits of Purpose


I’ve spent a lot of time talking about the Enemy and how hard it fights to keep us from Purpose.  And perhaps I’ve given the impression that it’s all just one big ongoing battle.  It is.  But there is a lot of good, too, and the good far, far, outweighs the problems.  I’ve been writing these blogs for a little over a month now and here are the benefits I’ve experienced so far.
  1. My self-esteem and my self-respect have risen.  Psychologist Abraham Maslow says that we feel good about ourselves when we accomplish things.  I know I feel good after I’ve cleaned the garage or mowed the lawn.  But after a month of writing blogs, I feel great.  I like myself more.  I trust myself more.  I respect myself more.   I feel good about who I am.  I also feel more self-confident.  I can’t do everything or even anything, but I can do a lot more than I’ve ever given myself credit for.  I’m realizing that I’m a pretty interesting guy who likes himself far more than he ever has, because I’m finally being me.
  2. Being in Purpose has also changed my relationships with other people.  I love other people more, but I need them less.  More specifically, I need their approval less.  What Eckhart Tolle describes as “the addictive, needy clinginess” in The Power of Now is gone.  It’s not that I don’t want love and approval.  But what we often call love is not love at all.  It’s dependence or what Tolle calls addiction.  I’ve spent years surreptitiously trying to get approval from others.  Now I have more room to give rather than take and more ability to accept others for who they are.
Today I was talking to one of my best friends, someone I’ve known for over 20 years.  He hasn’t read my blogs.  I don’t think he’s read even one of them.  Before I found Purpose, this would have crushed me.  I would have been hurt deeply by this.  But I’m finally able to understand Don Miguel Ruiz when he says in The Four Agreements, “Don’t take anything personally.”  I do want my friend to read my blogs, not so I can garner attention or approval, but so they can bless him. 
If he chooses not to read them, then that’s about him, not about me nor is it about my work.  I know that the Enemy creates resistance to our Purpose in those closest to us.  So I don’t take this personally.  My friend has his own Purpose to live out and his own battles to fight.
  1. I’m responsible for the work only.  Pressfield discusses this in The War of Art. Quoting the Bhagavad Gita, he says we are responsible for the work, but not the fruit of the work.  This jibes with Don Miguel Ruiz who says, again in The Four Agreements, “Always do your best.”  So I give it my best because the Muse allows me no breathing room if I don’t.
I’m not complaining.  This work isn’t very hard.  It’s definitely effort, but it doesn’t seem that hard.  The hardest part is getting started.  That part is so hard that it took me years to get to it. Once I began writing though it became one of the easiest things in the world to do.  In fact, sometimes it doesn’t feel like work at all.  I just sit down and let my fingers hit the keyboard. It’s amazing how hard we work to avoid work that is usually pretty easy once we get started.
Now I’ll be honest.  I wouldn’t mind if these blogs turned into something lucrative for me.  I want more than anything to be a published author, speaker and motivator.  I’m not going to lie about that.  But at the same time, I’m not doing it for those things.  I’m writing because if I don’t then I’m not fully alive.  I have to do this.  It is one of the reasons I was created.  In fact, by not doing this, I’m keeping God from doing something He wants to do through me.  So are you if you’re not in your Purpose. 
  1. Other problems don’t seem like that big of a deal.  One reason is that I don’t give them as much thought as I used to, because I want my mind to be preoccupied with more important things, like being in Purpose.  The other reason is that because I have taken control this part of my life, I’m more easily able to take control of my emotions.  Oh, I still get irritable with my kids and traffic and I still hate being late to anything, but my mind seems clearer lately.  I feel more peaceful.

There are probably other benefits that I’m forgetting or haven’t yet experienced.  I know I feel an undercurrent of joy and peace I haven’t felt in a long time.  I think I’m feeling God’s presence and that always brings peace.  I look forward to seeing where this takes me.  I look forward to seeing where it takes you if you decide to Get Started and Keep Going. 

He pasado mucho tiempo hablando sobre el enemigo y lo difícil que lucha para mantenernos de Propósito. Y tal vez le he dado la impresión de que todo es sólo una gran batalla en curso. Así es. Pero hay un montón de bueno, también, y el bien lejos, lejos, supera los problemas. He estado escribiendo estos blogs por un poco más de un mes ahora y aquí están los beneficios que he experimentado hasta ahora.
1. Mi auto-estima y mi autoestima ha aumentado. El psicólogo Abraham Maslow dice que nos sentimos bien con nosotros mismos cuando logramos las cosas. Yo sé que se siente bien después de haber limpiado el garaje o cortaba el césped. Pero después de un mes de escribir blogs, me siento muy bien. Me gusta más a mí mismo. Confío en mí mismo más. Me respeto más. Me siento bien con lo que soy. También me siento más seguro de sí mismo. No puedo hacer todo, o incluso nada, pero puede hacer mucho más de lo que he dado a mí mismo el crédito correspondiente. Me estoy dando cuenta de que soy un tipo bastante interesante que se le gustan mucho más de lo que tiene, porque por fin estoy siendo yo.
2. Estar en Propósito también ha cambiado mis relaciones con otras personas. Me encanta la gente más, pero ellos necesitan menos. Más específicamente, necesito su aprobación menos. Lo que Eckhart Tolle describe como "el aferramiento adictivo, necesitado" en El Poder del Ahora se ha ido. No es que yo no quiero que el amor y aprobación. Pero lo que a menudo llamamos amor no es amor en absoluto. Es la dependencia o lo que Tolle llama adicción. He pasado años tratando subrepticiamente para obtener la aprobación de los demás. Ahora tengo más espacio para dar en lugar de tomar y más capacidad para aceptar a los demás por lo que son.
Hoy estaba hablando con uno de mis mejores amigos, alguien que conozco desde hace más de 20 años. Él no ha leído mis blogs. No creo que haya leído ni uno solo de ellos. Antes de encontrar propósito, esto me habría aplastado. Habría sido herido profundamente por esto. Pero soy capaz de comprender por fin Don Miguel Ruiz cuando dice en Los Cuatro Acuerdos: "No te tomes nada personalmente". Sí quiero a mi amigo que lee mis blogs, así que no puede atraer la atención o aprobación, pero por lo que se lo bendiga.
Si él decide no leerlas, pues, que se trata de él, no por mí ni es mi trabajo. Sé que el enemigo crea resistencia a nuestro propósito en las personas más cercanas a nosotros. Así que no te lo tomes personalmente. Mi amigo tiene su propio propósito de vivir y sus propias batallas para luchar.
3. Soy responsable de la única obra. Pressfield discute esto en la Guerra del art. Citando el Bhagavad Gita, él dice que son los responsables de la obra, pero no el fruto de la obra. Esto concuerda con Don Miguel Ruiz, quien dice, de nuevo en Los Cuatro Acuerdos "Siempre haz lo mejor que puedas." Así que le doy lo mejor de mí, porque la musa me permite no respiro si no lo hago.
No me estoy quejando. Este trabajo no es muy difícil. Es, definitivamente, esfuerzo, pero no parece tan difícil. La parte más difícil es comenzar. Esa parte es tan fuerte que me tomó años para llegar a ella. Una vez que empecé a escribir cuando se convirtió en uno de los más fáciles las cosas en el mundo que hacer. De hecho, a veces no se siente como trabajo en absoluto. Sólo sentarse y dejar que mis dedos golpear el teclado. Es increíble lo duro que trabajamos para evitar el trabajo que suele ser bastante fácil una vez que empezar.
Ahora voy a ser honesto. No me importaría si estos blogs se convirtió en algo lucrativo para mí. Yo quiero más que nada para ser un autor publicado, orador y motivador. No voy a mentir acerca de eso. Pero al mismo tiempo, yo no lo hago por esas cosas. Estoy escribiendo porque si no lo hago entonces no estoy completamente vivo. Tengo que hacer esto. Es una de las razones por las que fue creado. De hecho, al no hacer esto, me quedo con Dios de hacer algo que Él quiere hacer a través de mí. Así que si usted no está en su propósito.
4. Otros problemas no parecen tan grande de un acuerdo. Una de las razones es que yo no les damos tanto pensamiento como lo hacía antes, porque quiero que mi mente a preocuparse por cosas más importantes, como estar en Propósito. La otra razón es que debido a que me he tomado el control de esta parte de mi vida, estoy más capaces de tomar el control de mis emociones. Oh, todavía se ponen nerviosos con mis hijos y el tráfico y todavía odio llegar tarde a nada, pero mi mente últimamente parece más claro. Me siento más tranquilo.

Probablemente hay otros beneficios que me estoy olvidando o no han experimentado todavía. Sé que me siento una corriente de alegría y paz que no había sentido en mucho tiempo. Creo que me estoy sintiendo la presencia de Dios y que siempre trae la paz. Estoy deseando ver a dónde me lleva esto. Estoy deseando ver a dónde te lleva, si usted decide empezar y seguir adelante.