Monday, February 11, 2013

I Am Unique Like Everyone Else (Could Be)


“Then Moses said, ‘If your Presence does not go with us, do not send us up from here.  How will anyone know that you are pleased with me and with your people unless you go with us?  What else will distinguish me and your people from all the other people on the face of the earth?”
Moses to God in the Book of Exodus


I am special.  I have always believed this.  I am unique and I have been called to Purpose.  Well, I’m not unique.  We have all been called to Purpose.  I believe this very strongly.  I believe that I am here for a reason.   If one were to examine the circumstances of my birth, (left on a street corner as a baby, nearly starved in an orphanage, adopted by American parents and then able to travel to different parts of the world), it would seem obvious that I am truly here for a reason.   My very origin and the fact that I’m still alive make me unique, at least in the United States.
            At the same time, this does not make me unique.  At one time or another almost everyone has had a close brush with death through accident, illness or happenstance.  We are all still here because we are supposed to be here.  We are all unique.  We all have a story to tell and a story still untold.
            I will be honest.  I have not always acted uniquely.  I have given in to complaining, negativity, rage, hatred, low self image, whining, obsessive thinking, gossip, envy and practically every other possible failing.  My failings make me far less than unique, special or interesting.  I do the same boring old things so many others do.  In failing myself, I have failed Purpose and I have failed others.
Fortunately, however, failure is in the past, at least until my next failure. Purpose is constant.  And my failures and setbacks do not excuse me from moving into Purpose at every opportunity.                         
Consider for a moment Purpose as a sentient being, one with thoughts and feelings, goals and plans.  I could call Purpose “God” but then you might think of an old white man with a white beard and a white robe.  I don’t think Purpose is an old man.  I think Purpose is ageless and eternal.   I believe Purpose has a plan for each person’s life and it’s a good plan even though not everything in that plan feels good at the time.  We all have a few rough edges that need to be smoothed so we can find and perfect our uniqueness.
Many people say they haven’t found Purpose yet.  They are correct.  We do not find Purpose.   Purpose finds us.  Just wait. But don’t wait passively. Do what you can to make the world a better place.  Not necessarily the whole world, but maybe the world around you.  Hug your kids.  Get better at your job or get a better job.  Visit a shut-in, a sick person or a prisoner.  Make a meal for someone.  Pick up trash.  Organize your garage.  Smile because you can.  Study.  Exercise. And wait.  Purpose always shows up at the right time. 
But as I’ve said before, “Don’t wait for opportunity; prepare for it.”  And, “If you don’t know what to do, do what you know to do.”
As I write this, I’m genuinely afraid that it all sounds too pretty, too flowery and too impractical for real life.  Maybe it is.  I just believe with all of my heart that each of us is created to do something special and unique in this life.   It may be something no one else sees.  Or it may be out there for the whole world.  You’ll know.  The activity doesn’t matter as much as the sense of closeness to God, strength and clarity one while walking in Purpose. 
While many people say they haven’t found Purpose yet, I think it may be accurate for most people to say that they have found Purpose but the call is too scary, or seemingly too impractical or too large.  There can be those times when it does take a lot of effort.  Tonight, for example, I just can’t seem to get my thoughts together.  I’ve had logistical and mental blocks all day.  The logistical blocks have included personal and professional obligations with almost no break.  The mental blocks have included fear, procrastination, obsessive thinking and self-doubt.  But even these blocks, especially the mental blocks, don’t excuse me from being in Purpose.  The truth is the hardest part is getting started.  But once I get going, the words usually come effortlessly.
In The Seven Spiritual Laws of Success, Deepak Chopra calls this The Law of Least Resistance.  He says:
This law is based on that nature’s intelligence functions with effortless ease and abandoned carefreeness.  This is, therefore, the principle of least action, of no resistance.  Grass doesn’t try to grow; it just grows.  Fish don’t try to swim; they just swim.  Flowers don’t try to bloom; they just bloom.  Birds don’t try to fly; they just fly.  This is their intrinsic nature.


            It is in my intrinsic nature to write.  What is in your nature?  What do you need to do in order to feel alive?  What do you need to do to show your uniqueness, not to the world but to yourself?  Get Started and Keep Going.

"Entonces Moisés dijo:" Si tu presencia no va con nosotros, no nos hagas partir de aquí. ¿Cómo se sabrá que usted está contento conmigo y con su gente a menos que vayas con nosotros? ¿Qué más va a distinguir a mí ya tu pueblo de todas las demás personas sobre la faz de la tierra? "
Moisés a Dios en el libro del Éxodo


Yo soy especial. Siempre he creído esto. Yo soy único y he sido llamado a Propósito. Bueno, yo no soy único. Todos hemos sido llamados a Propósito. Creo que esta muy fuerte. Creo que estoy aquí por una razón. Si uno tuviera que examinar las circunstancias de mi nacimiento, (a la izquierda en una esquina de la calle cuando era un bebé, casi muerto de hambre en un orfanato, adoptado por padres estadounidenses y luego poder viajar a diferentes partes del mundo), parece obvio que Estoy realmente aquí por una razón. Mi propio origen y el hecho de que todavía estoy vivo me hacen único, por lo menos en los Estados Unidos.
Al mismo tiempo, esto no me hace único. En un momento u otro casi todos han tenido un encuentro cercano con la muerte por accidente, enfermedad o casualidad. Todos estamos todavía aquí, porque se supone que debemos estar aquí. Todos somos únicos. Todos tenemos una historia que contar y una historia aún no contada.
Voy a ser honesto. No siempre he actuado de forma exclusiva. He cedido a quejarse, la negatividad, la ira, el odio, la imagen de baja autoestima, el lloriqueo, el pensamiento obsesivo, el chisme, la envidia y la falta de prácticamente todos los demás posibles. Mis fracasos me hacen mucho menos de lo único, especial o interesante. Hago las mismas cosas aburridas viejas tantos otros hacer. Al no yo mismo, he fallado Propósito y he fallado otros.
Afortunadamente, sin embargo, el fallo está en el pasado, por lo menos hasta que mi próximo fracaso. El Propósito es constante. Y mis fracasos y contratiempos no me exime de mudarse a Propósito en cada oportunidad.
Pensemos por un momento Proposito como un ser sensible, que tiene pensamientos y sentimientos, metas y planes. Podría llamar a Purpose "Dios", pero entonces se podría pensar de un anciano blanco con una barba blanca y una túnica blanca. No creo que el propósito es un anciano. Creo que no tiene edad Propósito y eterno. Creo que el propósito tiene un plan para la vida de cada persona y es un buen plan, aunque no todo lo que en ese plan se siente bien en ese momento. Todos tenemos unos bordes ásperos que deben ser suavizadas para que podamos encontrar y perfeccionar nuestra singularidad.
Muchas personas dicen que no han encontrado todavía Propósito. Están en lo correcto. No encontramos Propósito. Propósito nos encuentra. Sólo espera. Pero no espere pasivamente. Haga lo que pueda para hacer del mundo un lugar mejor. No necesariamente todo el mundo, pero tal vez el mundo que te rodea. Abrace a sus niños. Mejorar en su trabajo o conseguir un mejor trabajo. Visite un cierre en una persona enferma o un preso. Hacer una comida para alguien. Recoger la basura. Organice su garage. Sonríe porque puedes. Estudio. Ejercicio. Y esperar. Propósito siempre aparece en el momento adecuado.
Pero como he dicho antes, "No espere a que sea posible; prepararse para ella." Y, "Si usted no sabe qué hacer, hacer lo que sabe hacer".
Mientras escribo esto, estoy realmente miedo de que todo suena muy bonito, muy florido y muy poco práctico para la vida real. Quizás lo sea. Sólo creo con todo mi corazón que cada uno de nosotros ha sido creado para hacer algo especial y único en esta vida. Puede ser algo que nadie más ve. O puede ser que hay para todo el mundo. Usted sabrá. La actividad no importa tanto como la sensación de cercanía a Dios, fuerza y ​​una claridad mientras caminaba en Propósito.
Mientras que muchas personas dicen que no han encontrado todavía Propósito, creo que es preciso para la mayoría de la gente a decir que han encontrado Propósito pero la llamada es demasiado miedo, o aparentemente demasiado impráctico o demasiado grande. No puede haber momentos en los que hace falta un gran esfuerzo. Esta noche, por ejemplo, me parece que no puede tener en mis pensamientos. He tenido bloques logísticos y mental durante todo el día. Los bloques logísticos han incluido obligaciones personales y profesionales, casi sin descanso. Los bloqueos mentales han incluido el miedo, la desidia, el pensamiento obsesivo y la duda. Pero incluso estos bloques, sobre todo los bloqueos mentales, no me exime de estar en Propósito. La verdad es la parte más difícil es comenzar. Pero una vez que ponerse en marcha, las palabras suelen venir sin esfuerzo.
En Las Siete Leyes Espirituales del Éxito, Deepak Chopra llama a esto la ley del menor esfuerzo. Él dice:
Esta ley se basa en las funciones de inteligencia que la naturaleza con toda facilidad y despreocupación abandonado. Esto es, por lo tanto, el principio de acción mínima, la no resistencia. Grass no trata de crecer, sino que sólo crece. Los peces no intente nadar, sino que simplemente nadar. Las flores no tratan de florecer, sino que sólo florecen. Los pájaros no tratan de volar, sino que simplemente volar. Esta es su naturaleza intrínseca.


Está en mi naturaleza intrínseca de escribir. ¿Qué está en tu naturaleza? ¿Qué necesito hacer para sentirse vivo? ¿Qué hay que hacer para mostrar su singularidad, no al mundo, sino a ti mismo? Empezar y Seguir Adelante