Saturday, February 16, 2013

The Power of Now and the Power of Purpose


"Every twenty-four hour day is a gift to us.  So we should all live in a way that makes happiness possible."
Thich Nhat Hanh - You Are Here

This is so hard.  There are some moments when life feels unbearable. It just seems to go on without any hope for change or improvement.  In The Story of a Soul, St. Therese of Lisieux says, “The nearer I got to my goal, the more difficulties there were.  Yet I felt at peace for I sought only to do the will of God.”
            So that’s what I feel this morning, a mixture of sadness and peace.  I would like to have the peace win.  So I have to do what Eckhart Tolle says in The Power of Now and be present in this moment.  I have found few books as helpful as The Power of Now.  I listen to it or read from it often.  One of the things Tolle says is that time is our enemy.  He means imagined time.  That is, the past, which is unchangeable and the future, which is unknowable.  Regret, guilt, sadness and bitterness are indicators or being stuck in the past.  Fear and dread are indicators of being stuck in the future.  There are a lot of great ideas in this book but I’m not going to expound upon them here because I want to invite you to read it.  Rather, I’m going to share an experience I had with this book.
            I was going through a difficult time a few years ago and a friend recommended The Power of Now.  I bought it on a Monday and put it in my car.  The next day I was picking up something to eat, before I started teaching my evening class.  The book was still in the front seat so I took it with me to read while I waited for my food.  As I began reading, I felt this very strong sense of peace come over me.  It wasn’t because of the content, because all I was reading was the introduction.  But something was happening in my soul.
            I couldn’t put the book down, but I had to because my food came and I had to go teach.  But the feeling of peace stayed with me for the next few days and I read the book quickly.  Then I read it again, and again, and again.  Then I found other books in a similar vein.  I found Loving What Is by Byron Katie and I learned a practical way to fight fear and depression. I read Happy for No Reason by Marci Shimoff and The Great Divorce by C.S. Lewis and Outliers by Malcolm Gladwell and The Tao Te Ching by Lao Tzu and The Practice of the Presence of God by Brother Lawrence.  Then I read another book.  And another.  And another.  The more I read, the more I wanted to read.
            (Here, while I encourage readers to read The Power of Now, and some of the other titles mentioned here, I caution you against looking for an “experience” similar to mine.  My experience happened to me was because it was what I needed at the time.  You may need something completely different.)
            When I couldn’t read books, I would listen to them while driving, walking or shopping.  I took in all the information and ideas that I could.  I didn’t necessarily agree with everything I read or heard, but I liked getting new ideas.  I’ve mentioned before that one of my two regrets in life is that I did not study much when I was younger, but now I was studying constantly.  I was using every moment I could.  A passion to study was consuming me.  I would often say a very odd thing, something that surprised even me:  “Studying is my salvation.”
            Studying did indeed seem be a blessing for me.  It lifted my spirits.  It sharpened my mind.  And best of all, I was able to quickly assimilate what I was reading and share my new knowledge with others, which in turn blessed them.
            What I didn’t realize was that every time I was reading or listening to books I was in Purpose.  I was doing what I was created to do at and for that point of my life.  How do I know?  Are there indicators that I am in Purpose?  I think there are.  Looking back on my life I realize I have been in Purpose many times.  And while the activities varied, there were certain things that were consistent each time.  While the following may not be true for everyone, these have been my indicators that I am in Purpose.
  1. I am doing something I want to do, rather than something I feel compelled or obligated to do.
  2. While my activity takes effort and self-discipline, especially in getting started, it rarely seems very difficult.
  3. The activity is generally joyful and peaceful, or more accurately, it makes me feel joyful and peaceful, no matter what I may have been feeling before.
  4. It is easier, even preferable, to say “no” to other things, not because I must and not because there is something wrong with the other activities.  I simply prefer to be in Purpose rather than doing anything else.
  5. As I learn to say “no” to other things, I find the addictive and compulsive grip of certain activities and even certain emotions to be much less powerful.
  6. Consistent participation in Purpose raises my self-esteem. 
  7. I’m always doing my best, not consciously, but only because there’s no other way to be in Purpose.

There have been other indicators, some that I’ve mentioned before, but those come to mind immediately. 
By the way, I feel better now, than I did before I began writing.  Whatever difficulties I was facing when I started writing have receded.   Perhaps they’ll return.  If they do, then perhaps I will go back into Purpose.  I will Get Started and I will Keep Going.

"Todos los días de veinticuatro horas es un regalo para nosotros. Así que todos debemos vivir de una manera que hace posible la felicidad."
Thich Nhat Hanh - Usted Está Aquí

Esto es muy duro. Hay momentos en que la vida se siente insoportable. Sólo parece seguir sin ninguna esperanza de cambio o mejora. En La Historia de un alma, Santa Teresita del Niño Jesús dice: "Cuanto más cerca que llegué a mi meta, más dificultades había. Sin embargo, me sentí en paz porque yo sólo buscaba hacer la voluntad de Dios. "
Así que eso es lo que siento esta mañana, una mezcla de tristeza y de paz. Me gustaría tener la victoria la paz. Así que tengo que hacer lo que dice Eckhart Tolle en El Poder del Ahora y estar presente en este momento. He encontrado pocos libros tan útiles como El Poder del Ahora. Lo escucho o leer de ella a menudo. Una de las cosas Tolle dice es que el tiempo es nuestro enemigo. Lo que quiere decir tiempo imaginado. Es decir, el pasado, que es inmutable y el futuro, que es incognoscible. El arrepentimiento, la culpa, la tristeza y la amargura son los indicadores o estar atrapado en el pasado. El miedo y el temor son indicadores de estar atrapados en el futuro. Hay un montón de grandes ideas en este libro, pero yo no voy a exponer sobre ellos aquí porque quiero invitarlos a leerlo. Más bien, yo voy a compartir una experiencia que tuve con este libro.
Yo estaba pasando por un momento difícil hace unos años, y un amigo me recomendó El Poder del Ahora. Lo compré en un lunes y lo puse en mi coche. Al día siguiente me estaba recogiendo algo de comer, antes de empezar a enseñar mi clase de la tarde. El libro todavía estaba en el asiento delantero, así que lo llevé conmigo a leer mientras esperaba por mi comida. Cuando comencé a leer, sentí una sensación muy fuerte de la paz se apoderó de mí. No fue por el contenido, porque todo lo que estaba leyendo era la introducción. Pero algo estaba pasando en mi alma.
No pude dejar el libro, pero no tuve que hacerlo porque mi comida llegó y tuve que ir a enseñar. Pero la sensación de paz se quedó conmigo durante los próximos días y he leído el libro rápidamente. Entonces lo leí de nuevo, y otra vez, y otra vez. Entonces encontré otros libros en la misma línea. Encontré Amar lo que es de Byron Katie y yo aprendimos una forma práctica de combatir el miedo y la depresión. Leí feliz sin motivo por Marci Shimoff y El Gran Divorcio por CS Lewis y Outliers de Malcolm Gladwell y El Tao Te Ching de Lao Tzu y La Práctica de la Presencia de Dios por el hermano Lawrence. Después leí otro libro. Y otro. Y otro. Cuanto más leía, más quería leer.
(Aquí, mientras que animo a los lectores a leer El poder del ahora, y algunos de los otros títulos mencionados aquí, yo os advierto contra buscando una "experiencia" similar a la mía. Mi experiencia me pasó fue porque era lo que necesitaba en el tiempo. Es posible que tenga algo completamente diferente.)
Cuando ya no pude leer libros, los escuchó mientras conduce, camina o hacer compras. Me llevó toda la información y las ideas que he podido. Yo no estoy necesariamente de acuerdo con todo lo que leyó o escuchó, pero me gustó tener ideas nuevas. He mencionado antes que uno de mis dos pesares en la vida es que no estudié mucho cuando era más joven, pero ahora estaba estudiando constantemente. Yo estaba usando cada momento que podía. Una pasión por estudiar me estaba consumiendo. A menudo me decía una cosa muy extraña, algo que sorprendió incluso a mí: "Estudiar es mi salvación".
Estudiar, efectivamente, parece ser una bendición para mí. Se me levantó el ánimo. Se agudizó mi mente. Y lo mejor de todo, yo era capaz de asimilar rápidamente lo que estaba leyendo y compartir mi conocimiento con otros, lo que a su vez los benditos.
Lo que no sabía era que cada vez que se lee o escucha a los libros que estaba en Propósito. Yo estaba haciendo lo que se creó para hacer en y para ese momento de mi vida. ¿Cómo voy a saberlo? ¿Existen indicadores de que estoy en propósito? Creo que hay. Mirando hacia atrás en mi vida me doy cuenta de que he estado en muchas veces Propósito. Y mientras que las actividades variadas, había ciertas cosas que eran consistentes cada vez. Aunque lo siguiente no puede ser cierto para todo el mundo, estos han sido mis indicadores que estoy en Propósito.
1. Estoy haciendo algo que quiero hacer, en lugar de algo me siento obligado u obligada a hacerlo.
2. Aunque mi actividad requiere esfuerzo y disciplina, especialmente en ponerse en marcha, es raro que parece muy difícil.
3. La actividad es generalmente alegre y pacífico, o más exactamente, lo que me hace sentir feliz y en paz, no importa lo que yo he sentido antes.
4. Es más fácil, incluso preferible, para decir "no" a otras cosas, no porque no debo y porque hay algo mal con las otras actividades. Yo simplemente prefiero estar en propósito y no hacer nada más.
5. Como aprender a decir "no" a otras cosas, creo que el agarre adictivo y compulsivo de determinadas actividades e incluso ciertas emociones a ser mucho menos potente.
6. Participación constante en Propósito eleva mi autoestima.
7. Siempre estoy haciendo mi mejor esfuerzo, no conscientemente, pero sólo porque no hay otra manera de estar en Propósito.

Ha habido otros indicadores, algunos que he mencionado antes, pero los que vienen a la mente inmediatamente.
Por cierto, me siento mejor ahora, que yo antes de empezar a escribir. Lo dificultades que se enfrentan cuando empecé a escribir han retrocedido. Tal vez voy a volver. Si lo hacen, entonces tal vez voy a volver a Propósito. Voy a Comenzar y voy a Seguir Adelante.