Wednesday, April 3, 2013

The Bully and the Blog


“We can all harbor an unconscious expectation that what has happened in our history – especially the bad things – somehow predicts what will happen in the time that lies ahead.  We believe that whatever forces will shape our lives will continue, but this crouching tiger of fear is often a figment of the imagination, and the nameless dread it engenders can be tamed simply by being aware of the shadows of the past that we project, erroneously, onto our expectations of the future.”
 
Mardi Horwitz. M.D. – A Course in Happiness


Even though I only have a few minutes, I want to start my morning off by writing.  I woke up feeling sad and worried, but the moment my fingers touched the keyboard, I can feel perspective again.  I’m not sure why, but it feels like I haven’t written a blog in a long time.  I’m doing other things, like writing in my journal and doing radio shows.  And, in fact, I did a blog less than 48 hours ago, one that I really enjoyed.
            So what’s behind that feeling?  I think it may be that I really want to produce something every day.   So, I have three choices here:
1.     I can beat myself up for not having written a blog yesterday.
2.     I can recommit to writing a blog every day.
3.     I can create a new plan.

Now I know that beating myself up is not the answer, but if I were to do so, it would be because I’m trying to tell myself something.  Beating myself up would be a verbal attack and it would sound something like this:
You didn’t do a blog yesterday.  You made other things more important.  Why can’t you be consistent?  Why can’t you follow through?  What’s wrong with you?  You will never change.  There’s really nothing good about you!!!


            If I allowed it, this commentary could go on until I was emotionally bloodied.  In fact, I have allowed that to happen too many times.  So, I’ll stop here but I want to examine the first two sentences my emotional bully said:
You didn’t do a blog yesterday.  You made other things more important. 
Those two things happen to be true.  Those are facts. Indeed, I did not do a blog yesterday, because I made other things more important.  Those facts are just facts.  They are not judgments.  Those facts are neither good nor bad.  They just are.
And, no, I didn’t do a blog yesterday.  Here is what I did instead:
I did a radio show (of which I am extremely proud).
I taught two good classes.
I sent out a petition to friends to preserve adult education.
I made a great dinner.
I talked to people I love.
I walked my dogs.
I pulled some weeds.
I watched a few minutes of a movie I really like.
I wrote in my journal.
So, without irony, I can quote Ice Cube and say, “It was a good day.”
Would I still have liked to have written a blog?  Yes.  All the activities I mentioned brought about a degree of peace and healing, but there’s something about doing this blog that deeply touches my soul.
So the bully was trying to tell me something. 
What is a bully?  A bully is someone who takes advantage of his or her power to hold emotional or physical sway over others.  But a bully is also a coward.  What is a coward?  A coward is someone who is afraid.  So my inner bully is really a frightened child.  His behavior is not acceptable, but there is something in his message that I need to pay attention to.  What is my bully afraid of?  What am I afraid of?
I’m afraid that I will not change, that I will not grow, that I will continue to do the things I’ve always done.   I’m afraid the unpleasant things in my life will never end.  I’m afraid that the good things in my life will never come.  I’m scared out of my mind (literally) about these things.  But beating myself (or others) up only perpetuates the problem.
So my next choice is to recommit to writing a blog every day.  I think I like this choice best (says my fingers as they fly over the keyboard).  I need to do this.  My blogs are self-healing.  When I write I feel peaceful and happy.  Only being loved makes me happier but this is a form of loving myself.  In fact, my cousin said something surprising to me last week.  She said, “You need to work on loving yourself more.”  So…I’m committing to write a blog every day, in order to love myself and to create healing for myself. 
My blogs are also, I hope, a way to help bring healing to others.  I don’t know who reads these, but I know someone does.  I’ve gotten some positive comments of how they’ve been helpful.  So that’s it.  I want to write every single day including weekends.  Tomorrow I may change this plan.  But today, there it is.  
Now if, for whatever reason, I realize this plan won’t work, then I can create a new plan.  I think it is wise to periodically assess goals and plans anyway.  I’ve switched careers, so there’s no reason I can’t switch my plan if necessary.
But for now I’m committing to the plan I’ve created here.  I’ll be honest:  I have fear around some things.  I need healing.  And I have found that the work I have already done in last three months has reduced much of my fear and helped bring healing.  So I’m going to keep writing, I’m going to stay in Purpose, until I find a new one.
There it is.  I realize that this blog may have been more personally intense than some of my others, but I need to Get Started and Keep Going.  I see no other way.



"Todos podemos albergar una expectativa inconsciente de que lo que ha ocurrido en nuestra historia - sobre todo las cosas malas - de alguna manera predecir lo que sucederá en el tiempo que queda por delante. Creemos que cualquier fuerza que dan forma a nuestras vidas va a continuar, pero este tigre agazapado del miedo es a menudo un producto de la imaginación, y el terror sin nombre que engendra se puede domesticar simplemente siendo consciente de las sombras del pasado que proyectamos, erróneamente , sobre nuestras expectativas sobre el futuro. "
  
Mardi Horwitz. Doctor - Un curso de la Felicidad


A pesar de que sólo tiene unos minutos, quiero comenzar mi mañana libre por escrito. Me desperté sintiéndome triste y preocupada, pero el momento en que mis dedos tocaron el teclado, puedo sentir perspectiva de nuevo. No estoy seguro por qué, pero se siente como que no he escrito un blog en mucho tiempo. Estoy haciendo otras cosas, como escribir en mi diario y haciendo programas de radio. Y, de hecho, hice un blog con menos de 48 horas, una que me gustó mucho.
Entonces, ¿qué hay detrás de ese sentimiento? Creo que puede ser que yo realmente quiero producir algo todos los días. Por lo tanto, tengo tres opciones aquí:
1. Soy capaz de golpear por no haber escrito un blog ayer.
2. Puedo volver a comprometerse a escribir un blog todos los días.
3. Puedo crear un nuevo plan.

Ahora sé que golpear a mí mismo no es la respuesta, pero si tuviera que hacerlo, sería porque estoy tratando de decirme algo. Vencer la batalla contra mí mismo sería un ataque verbal y sonaría algo como esto:
No has hecho un blog ayer. Usted ha hecho otras cosas más importantes. ¿Por qué no puedes ser coherente? ¿Por qué no seguir adelante? ¿Qué te pasa? Usted nunca va a cambiar. Realmente no hay nada bueno en ti!


Si me lo permiten, este comentario podría seguir hasta que me ensangrentado emocionalmente. De hecho, he permitido que eso suceda demasiadas veces. Por lo tanto, voy a parar aquí, pero quiero examinar las dos primeras frases de mi acosador emocional dijo:
No has hecho un blog ayer. Usted ha hecho otras cosas más importantes.
Esas dos cosas para ser verdad. Esos son los hechos. De hecho, yo no hice un blog ayer, porque he hecho otras cosas más importantes. Estos hechos son los hechos. No son juicios. Estos hechos no son ni buenas ni malas. Ellos simplemente son.
Y, no, no hice un blog ayer. Esto es lo que hizo en su lugar:
Hice un programa de radio (de la cual estoy muy orgulloso).
Me enseñó dos buenas clases.
Envié una petición a los amigos a preservar la educación de adultos.
Me hizo una gran cena.
He hablado con gente que quiero.
Me acerqué mis perros.
Saqué algunas malezas.
Vi unos minutos de una película me gusta mucho.
Escribí en mi diario.
Así que, sin ironía, puedo citar Ice Cube y decir: "Fue un buen día."
¿Todavía gustado haber escrito un blog? Sí. Todas las actividades que he mencionado provocado un cierto grado de paz y sanación, pero hay algo acerca de hacer este blog que incide profundamente en mi alma.
Así que el matón estaba tratando de decirme algo.
¿Qué es un matón? Un matón es alguien que se aprovecha de su poder para dominar emocional o física sobre los demás. Pero también es un matón cobarde. ¿Qué es un cobarde? Un cobarde es una persona que tiene miedo. Así que mi matón interior es realmente una niña asustada. Su comportamiento no es aceptable, pero hay algo en su mensaje que tengo que prestar atención. ¿Cuál es mi matón miedo? Lo que tengo miedo?
Me temo que no voy a cambiar, que no voy a crecer, que voy a seguir haciendo las cosas que siempre he hecho. Me temo que las cosas desagradables en mi vida nunca va a terminar. Me temo que las cosas buenas en mi vida nunca llegará. Tengo miedo de mi mente (literalmente) sobre estas cosas. Pero superando a mí mismo (u otros) representan sólo perpetúa el problema.
Así que mi siguiente opción es volver a comprometerse a escribir un blog todos los días. Creo que me gusta esto mejor elección (dice que mis dedos vuelan sobre el teclado). Tengo que hacer esto. Mis blogs son auto-sanación. Cuando escribo me siento en paz y feliz. Sólo ser amado me hace más feliz, pero esta es una forma de amarme a mí mismo. De hecho, mi primo dijo algo sorprendente para mí la semana pasada. Ella dijo: "Es necesario trabajar en amarse a sí mismos más." Así que ... me estoy comprometiendo a escribir un blog todos los días, para amarme a mí mismo y para crear sanación para mí.
Mis blogs son también, espero, una manera de ayudar a sanar a otros. No sé que lee esto, pero sé que alguien lo haga. He recibido algunos comentarios positivos de cómo han sido de gran ayuda. Así que eso es todo. Quiero escribir todos los días incluyendo fines de semana. Mañana puede cambiar este plan. Pero hoy, ahí está.
Ahora bien, si, por alguna razón, me doy cuenta de que este plan no va a funcionar, entonces puedo crear un nuevo plan. Creo que es conveniente evaluar periódicamente los objetivos y planes de todos modos. He cambiado carreras, así que no hay razón por la que no se puede cambiar mi plan si es necesario.
Pero por ahora me estoy comprometiendo con el plan que he creado aquí. Voy a ser honesto: No tengo miedo en torno a algunas cosas. Tengo que sanar. Y he descubierto que el trabajo que he hecho en los últimos tres meses se ha reducido gran parte de mi miedo y ayudó a traer sanidad. Así que voy a seguir escribiendo, me voy a quedar en su propósito, hasta que encuentre una nueva.
Ahí está. Me doy cuenta de que este blog puede haber sido más intenso que personalmente algunas de mis otras, pero lo que necesito para Empezar y Seguir Adelante. No veo ninguna otra manera.