Thursday, April 25, 2013

It's Important!


“Well, it’s four, five, six,
And you’re feeling busted,
But it’s not time to quit,
Practice makes you perfect!”

Hannah Montana – Hoedown Throwdown

“The key question to keep asking is, Are you spending your time on the right things? Because time is all you have. ”

I exhort my students to write every day so I would be a hypocrite if I didn’t do some writing myself.  At the moment I don’t know what I’m going to say, but I’m glad to be here on the keyboard.  Already several different things are crying for my attention, which is odd, because all those things were silent a moment ago.  That’s just another example of the Enemy trying to keep me from writing.  Suddenly the dishes need washing or e-mail needs answering or phone calls need to be made.
            In Eat That Frog, Brian Tracy writes:

“The ability to concentrate single-mindedly on your most important task, to do it well and to finish it completely, is the key to great success, achievement, respect, status, and happiness in life”


This is an area I have to work on.  I’m easily distracted, probably more easily than most people.  In addition, since I’ve begun writing, I’ve been interrupted three times.  “Resistance” as Stephen Pressfield calls it, not only comes from within, but from without.  I have to expect this though. 
Excellence is a battle. 
Commitment is a battle. 
Persistence is a battle. 
Growth is a battle.
So at this moment, all I want to do is get this blog finished.  I want to stay here in this chair, on this page and write until I’m done.   I don’t want any interruptions, any phone calls, any tasks, any reasons, or any excuses.  I just want to write.  In fact, whatever else is out there doesn’t matter.  Assuming my house or my kids aren’t on fire, there’s really nothing more important than my writing. 
It seems that getting to the important things in life has often taken me far too long.  I think there are two reasons for this.  The first is that I have allowed fear to keep from moving forward.  In the last four months I have written almost 80 blogs.   I have written  over 200 pages. This was not done in one Herculean effort, but simply by working consistently over a relatively short amount of time.  I have enough material for a small book and it’s not inconceivable that I could publish what I’ve already done.  But all of that begs the question, “Where might my life be like if I had started this a year ago or five years ago?”
The truth is I let fear keep from doing this a long time ago.  Or perhaps I didn’t.  Perhaps I didn’t know or had forgotten how much joy writing gives me and so I didn’t consider it an option.   It really doesn’t matter though.  What matters is I’m doing it now and I’m doing it well.  And the more I do it, the better I’ll get.
My other problem is, as I said, that I am not very good at being focused on one task at a time.  This is why things take me so much longer.  I envy people who have the ability to be organized and focused.  I have neither of these abilities naturally so I have to work harder just to work hard.    I not only have to control my actions, I have to control my thoughts.  Mostly I have to control my impulses.
Sitting here and doing my writing is the most important thing I can do with my life at this moment.  But this is true for everyone.  Working in your purpose is the most important thing you can do right now.  I’ve shared my vision of writing every day for two to three hours.  And this is not a crazy or unattainable vision.  The only question is, how badly do I want it?  Right now, I’m at home and the house is clean and quiet, except for the soft music playing in the background.  My daughter is with me but she is resting because she is not feeling well.
At this moment I could be doing several other things, but nothing seems more important than writing.  I can hear other things calling, thoughts, impulses, and even some fatigue.  But self-discipline can be self-taught.  I’m teaching it to myself by sitting here and writing.  Doing this makes me so happy.
And that’s the interesting thing, isn’t it?  Why do I have to discipline myself to do something that makes me happy?  Or more directly, why do I have to discipline myself to be happy?
The other night I asked my students to describe a day in the perfect life.  By “perfect” I did not mean a life without challenges, but rather a life with the right challenges because they were doing what they were supposed to be doing in life.  What was interesting about the students’ answers was that no one had a dream that was impossible.  Some wanted to start a business.  Others wanted to write or draw or get a better job.  But no one’s dream was impossible.
I believe most of our dreams are possible.   I know mine are.  I just have to do a little, and sometimes a lot, each day.  I can’t let a day slip by.  I can’t waste any more time.
I have to Get Started and Keep Going.




“Well, it’s four, five, six,
And you’re feeling busted,
But it’s not time to quit,
Practice makes you perfect!”

Hannah Montana – Hoedown Throwdown


"La pregunta clave que seguir preguntando es, ¿Está gastando su tiempo en lo correcto? Porque el tiempo es todo lo que tienes. "

Randy Pausch - La última lección

Exhorto a mis estudiantes a escribir todos los días, así que sería un hipócrita si no hago algo escrito yo mismo. Por el momento no sé lo que voy a decir, pero estoy contento de estar aquí en el teclado. Ya varias cosas diferentes están llorando por mi atención, lo cual es extraño, porque todas esas cosas estaban en silencio un momento antes. Eso es sólo un ejemplo más del enemigo tratando de alejarme de la escritura. De repente, los platos deben lavarse o e-mail necesita respuesta o llamadas telefónicas deben hacerse.
En Eat That Frog, Brian Tracy escribe:
"La capacidad de concentrarse con la mente concentrada en su tarea más importante, hacerlo bien y para terminar por completo, es la clave del éxito, el logro, el respeto, el estado y la felicidad en la vida"


Esta es un área que tengo que trabajar. Me distraigo fácilmente, probablemente con más facilidad que la mayoría de la gente. Además, desde que he empezado a escribir, me han interrumpido tres veces. "Resistencia", como Stephen Pressfield lo llama, no sólo viene de dentro, pero desde fuera. Tengo que esperar que esto, sin embargo.
La excelencia es una batalla.
El compromiso es una batalla.
La persistencia es una batalla.
El crecimiento es una batalla.
Así que en este momento, lo único que quiero hacer es llegar este blog terminado. Quiero quedarme aquí en esta silla, en esta página y escribir hasta que termine. No quiero ningún tipo de interrupciones, las llamadas telefónicas, las tareas, las razones o excusas. Sólo quiero escribir. De hecho, cualquier otra cosa es por ahí no importa. Asumiendo mi casa o mis hijos no están en llamas, no hay nada más importante que lo que escribo.
Parece que llegar a las cosas importantes de la vida a menudo me ha llevado demasiado tiempo. Creo que hay dos razones para esto. La primera es que he permitido que el miedo impida seguir adelante. En los últimos cuatro meses he escrito casi 80 blogs. He escrito más de 200 páginas. Esto no se hizo en un esfuerzo hercúleo, pero simplemente trabajando constantemente durante un período relativamente corto de tiempo. Tengo el material suficiente para un libro pequeño y no es inconcebible que pudiera publicar lo que ya he hecho. Pero todo esto nos lleva a la pregunta: "¿Dónde podría ser mi vida si hubiera empezado esto hace un año o hace cinco años?"
La verdad es que dejé que el miedo impida hacer esto hace mucho tiempo. O tal vez no lo hice. Tal vez yo no sabía o había olvidado lo mucho escrito alegría me da y por lo que no considera una opción. Realmente no importa si. Lo que importa es que estoy haciendo ahora y lo estoy haciendo bien. Y cuanto más lo hago, más me pondré.
Mi otro problema es, como he dicho, que no soy muy bueno en estar enfocado en una tarea a la vez. Esto es por qué las cosas me llevan mucho más tiempo. Envidio a las personas que tienen la capacidad de ser organizado y enfocado. No tengo ninguna de estas habilidades de manera natural, así que tengo que trabajar más duro sólo para trabajar duro. Yo no sólo tengo que controlar mis acciones, tengo que controlar mis pensamientos. Sobre todo tengo que controlar mis impulsos.
Sentado aquí y hacer mi escritura es la cosa más importante que puedo hacer con mi vida en este momento. Pero esto es cierto para todos. Trabajando en su propósito es la cosa más importante que usted puede hacer ahora mismo. He compartido mi visión de escribir todos los días durante dos o tres horas. Y esto no es una visión loco o inalcanzable. La única pregunta es, ¿qué tanto lo quiero? Ahora mismo, estoy en casa y la casa es limpio y tranquilo, excepto por la música suave jugando en el fondo. Mi hija está conmigo, pero ella está descansando porque ella no se siente bien.
En este momento podría estar haciendo otras cosas, pero nada parece más importante que la escritura. Puedo oír otras cosas que llama, pensamientos, impulsos, e incluso algo de fatiga. Pero la auto-disciplina puede ser autodidacta. Le estoy enseñando a mí mismo por estar aquí y por escrito. Hacer esto me hace muy feliz.
Y eso es lo interesante, ¿no? ¿Por qué tengo que disciplinar a mí mismo a hacer algo que me hace feliz? O, más directamente, ¿por qué tengo que disciplinar a mi mismo para ser feliz?
La otra noche le pregunté a mis alumnos para describir un día en la vida perfecta. Por "perfecta" no me refiero a una vida sin problemas, sino más bien una vida con los desafíos adecuados, ya que estaban haciendo lo que se supone que deben hacer en la vida. Lo interesante sobre las respuestas de los estudiantes era que nadie tenía un sueño que era imposible. Algunos querían iniciar un negocio. Otros querían escribir o dibujar o conseguir un trabajo mejor. Pero el sueño de nadie era imposible.
Creo que la mayoría de nuestros sueños son posibles. Sé que las mías son. Sólo tengo que hacer un poco, a veces mucho, todos los días. No puedo dejar que un día deslizarse por. No puedo perder más tiempo.
Tengo que Empezar y Seguir Adelante.