Tuesday, April 23, 2013

Our Gifts




Marie Curie



Jean Vanier
 
 
"Flowers don't try to bloom.  They just bloom."
 
 
Deepak Chopra
 
 

I’m glad to be on the keyboard and writing.  I really don’t feel like I have a lot to say tonight, but I have a goal to write about 70 more blogs by my birthday, so the best way to do that is to sit down and write and see what happens.   I was looking at the numbers and I noticed that I wrote 2 blogs in December (on the last two days of that month), 28 in January, 19 blogs in February, 14 in March and now, 14 in April.  I’m not sure what happened in March other than I didn’t write as many blogs as I did in the other months.  The funny thing is I don’t remember why I wrote less; I only know I did.  There’s a lesson there.
            I can’t imagine what I let get in the way because writing is not that hard for me.  I just start writing.  I let my fingers hit the keyboard and I let the words come.  The worst that can happen is that I write complete and utter garbage.  If that is the case, then I don’t have to publish this.  Or I can publish it and no one has to read it.  Or people can read it and tell me it’s horrible.  Chances are none of those things will happen.  I’ve been writing for almost 40 years in one form or another.  My goal isn’t to write like Shakespeare every time; my goal is to write every time, every day, and every chance I get.
Honestly, I consider it a privilege to write.  I feel lucky that I even have this talent.  And because I do have it, I feel obligated to use it every chance I get.  In fact, I am realizing what an amazing gift this is that I get to use.  I feel so fortunate.  So I need to use it every chance I get.
I’m reminded of the biblical story of the king who left on a journey, but before he did he left three of his servants with a different number of “talents.”  Here a talent is a monetary measure, not an innate ability, but I like the coincidence.  One servant gets ten talents, another gets five and another gets one.  The first two double their money, but the third buries his until the king returns.  The first two servants are rewarded and third servant is thrown out of the kingdom.  If I take this story just at face value, I can interpret it like this:
<!--[if !supportLists]-->1.              <!--[endif]-->Each of us is given a certain number of talents.  In this case I mean innate abilities. 
<!--[if !supportLists]-->2.              <!--[endif]-->Each of us is equally accountable for the responsible investment and use of those talents.  By investment, I mean the amount of time and study we put into developing them.
<!--[if !supportLists]-->3.              <!--[endif]--> By investing our abilities wisely, we can double what we have been given.  By this I mean our talent increases.
<!--[if !supportLists]-->4.              <!--[endif]-->The number of talents we are given is irrelevant, but it’s my belief that most of us have more than one talent.  The more talents we have, the more opportunities we have and the more accountable we are.
<!--[if !supportLists]-->5.              <!--[endif]-->At some point in time (or eternity), we will have to give an account of how we used our talents.
<!--[if !supportLists]-->6.              <!--[endif]-->None of us knows when that time is.  Nor do any of us know how much time we have left.
<!--[if !supportLists]-->7.              <!--[endif]-->Whatever the amount of time is, it’s growing shorter.
<!--[if !supportLists]-->8.              <!--[endif]-->Even if I were not to believe in an eternal reckoning, I believe we are happier in this life if we use or talents.  And whatever beliefs I may have about the afterlife, I know that this life is what counts now.

So I have these talents and I’m responsible to use them wisely.  I can’t imagine not using them.  I think I would be miserable.  I love writing.  Now I don’t always have to write blogs.  I can write in a private journal if I choose.  In fact, a few weeks ago, I was feeling down and it was writing by hand in my journal that lifted my spirits.  Still, I prefer to share my writings because it might lift other people’s spirits.  And what’s the point of writing, or of having any talent, if it can’t be used to bless others?  Honestly, I wish that hundreds of thousands, if not millions of people would read my writing, not because I think I’m so amazing, but because I have this amazing gift that I believe would inspire others.  Each of has a gift, or more likely, gifts, that are meant to make the world better for many, many people.
Honestly, as I said, I feel lucky to have my gift.  I know I have other talents and I’m lucky to have them, too.  But, as I said, this makes me more responsible, more accountable to use them. 
I thought I didn’t have much to say, but as always, I’m surprised and delighted.  Writing this blog was fun.  Its almost always fun.  I think that’s another reason it’s called a gift.  It’s a gift for me, too.    And it’s a new gift every day, one I can open and be surprised by whenever I want because each time it’s a little different.
All I have to do is to Get Started and Keep Going.

"La vida no es fácil para ninguno de nosotros. Pero ¿y qué? Debemos tener paciencia y sobre todo la confianza en nosotros mismos. Tenemos que creer que estamos dotados para algo, y que esto, a cualquier costo, debe ser alcanzado ".

Marie Curie
"La envidia viene de la ignorancia de la gente o de la falta de creencia en sus propios dones"

Jean Vanier

Estoy contento de estar en el teclado y la escritura. Realmente no siento que tengo mucho que decir esta noche, pero no tengo una meta a escribir sobre 70 blogs más de mi cumpleaños, así que la mejor manera de hacerlo es sentarse y escribir y ver qué pasa. Yo estaba mirando los números y me di cuenta que yo escribí 2 blogs en diciembre (en los dos últimos días de ese mes), 28 en enero, 19 en los blogs de febrero, 14 en marzo y ahora, 14 en abril. No estoy seguro de lo que pasó marzo que no sea yo no escribí tantos blogs como lo hice en los otros meses. Lo curioso es que no recuerdo por qué escribí menos, yo sólo sé que lo hice. Hay una lección ahí.
No me puedo imaginar lo que dejé en el camino porque la escritura no es tan difícil para mí. Acabo de empezar a escribir. Dejé que mis dedos golpean el teclado y dejar que las palabras vienen. Lo peor que puede pasar es que escribo basura total y absoluta. Si ese es el caso, entonces yo no tengo que publicar esto. O puedo publicarlo y nadie tiene que leerlo. O la gente puede leerlo y me dicen que es horrible. Es probable que ninguna de estas cosas va a suceder. He estado escribiendo desde hace casi 40 años, en una forma u otra. Mi objetivo no es escribir como Shakespeare cada vez, mi objetivo es escribir todo el tiempo, todos los días, y cada vez que puedo.
Honestamente, creo que es un privilegio escribir. Me siento afortunado de que yo aún tengo ese talento. Y porque yo no lo tengo, me siento obligado a utilizarla cada vez que puedo. De hecho, me estoy dando cuenta de lo que es un regalo increíble es que tengo la oportunidad de usar. Me siento muy afortunada. Así que tengo que usarlo cada vez que puedo.
Me recuerda la historia bíblica del rey que salió en un viaje, pero antes que él se marchó tres de sus sirvientes con un número diferente de "talentos". Aquí el talento es una medida monetaria, no una habilidad innata, pero Me gusta la coincidencia. Un siervo consigue diez talentos, otro recibe cinco y otro se una. Los dos primeros duplicar su dinero, pero la tercera entierra sus hasta que el rey vuelve. Los primeros dos siervos son recompensados ​​y tercer siervo es expulsado del reino. Si tomo esta historia sólo por su valor nominal, puedo interpretarlo de esta manera:
1. Cada uno de nosotros se le da un cierto número de talentos. En este caso me refiero a las habilidades innatas.
2. Cada uno de nosotros es igualmente responsable de la inversión responsable y el uso de esos talentos. Por la inversión, es decir la cantidad de tiempo y el estudio que ponemos en su desarrollo.
3. Invirtiendo nuestras habilidades sabiamente, podemos duplicar lo que se nos ha dado. Con esto me refiero a nuestros aumentos de talento.
4. El número de talentos que se nos da es irrelevante, pero es mi creencia de que la mayoría de nosotros tenemos más de un talento. Los más talentos que tenemos, más oportunidades que tenemos y la rendición de cuentas que son.
5. En algún punto en el tiempo (o la eternidad), tendremos que dar cuenta de la forma en que usamos nuestros talentos.
6. Ninguno de nosotros sabe cuándo es el tiempo. Tampoco ninguno de nosotros sabe cuánto tiempo nos queda.
7. Sea cual sea el tiempo que sea, está creciendo más corto.
8. Incluso si yo no fuera a creer en un ajuste de cuentas eterna, creo que somos más felices en esta vida si utilizamos o talentos. Y todo lo que puedo tener creencias sobre el más allá, sé que esta vida es lo que cuenta ahora.

Así que tengo estos talentos y yo soy responsable de usarlos sabiamente. No me puedo imaginar no usarlos. Yo creo que sería miserable. Me encanta escribir. Ahora bien, no siempre tengo que escribir blogs. Soy capaz de escribir en un diario privado si así lo decido. De hecho, hace unas semanas, me sentía mal y estaba escribiendo a mano en mi diario que me levantó el ánimo. Sin embargo, yo prefiero compartir mis escritos ya que podría levantar el ánimo de la gente. Y ¿cuál es el punto de la escritura, o de tener algún talento, si no se puede usar para bendecir a los demás? Sinceramente, me gustaría que cientos de miles, si no millones de personas leerían mis escritos, no porque piense que soy tan increíble, pero porque tengo este regalo increíble que creo que inspiraría a otros. Cada uno de tiene un don, o más probablemente, los regalos, que están destinados a hacer un mundo mejor para mucha, mucha gente.
Sinceramente, como ya he dicho, me siento afortunado de tener mi regalo. Sé que tengo otros talentos y tengo la suerte de tenerlos, también. Pero, como dije, esto me hace más responsable, más responsable para usarlos.
Pensé que no tenía mucho que decir, pero como siempre, estoy sorprendido y encantado. Escribir este blog era divertido. Es casi siempre es divertido. Creo que esa es otra razón por la que se llama un regalo. Es un regalo para mí, también. Y es un nuevo regalo cada día, en el que puedo abrir y ser sorprendido por cuando quiera, ya que cada vez es un poco diferente.
Todo lo que tengo que hacer es empezar y seguir adelante.