Thursday, April 25, 2013

And Now for Something Somewhat Different!


I’m doing this a little differently.  These are the last paragraphs of the previous blog.  I know it’s at the top of the page, but I’ve already written most of that blog, yesterday or today.  But I kept reading it and asking these questions:
Could this be stronger? 
What am I trying to say here? 
Is it new? 
Is it different? 
Am I thinking for myself or am I regurgitating the works of others? 
Will it help others?

Part of me said, “Just publish the damn thing and get on with your life!”  But this is my life.  I know I also said that I would focus more on quantity than quality, but that didn’t mean I would forego quality altogether.  It’s not that what I wrote bad; it just needed a little something more.  I wanted to publish it so I could work on other things.  But the Muse, the Holy Spirit, and/or instinct wouldn’t let me.
Then I got it.  I realize now why looking at this again was so important.  It is important that I do this well.  It is important that I do this consistently.  Last night I saw Deepak Chopra, Wayne Dyer and Eckhart Tolle.  I enjoyed them tremendously because each of these men has a message.  They also have huge followings, are making a lot of money and most of all, each of these men is inspiring others.  So I was also filled with a sense of sadness because I too have a message and I want to get it out there.
So here is my message:
I need to do this well because the work I do is important and I need to do this consistently because the work I do is important.  This is true for all of us.  The work we are supposed to be doing is important.  No matter how menial one thinks his or her work might be, if it is done to the best of one’s ability, it automatically becomes important.
When I gave job-search seminars, I used to say, “Even if you’re cleaning toilets in a fast-food restaurant, do your best.”  I was making a point that cleaning toilets was a pretty unimportant job – until I walked into the bathroom of a nearby fast-food establishment and instantly realized that a clean bathroom was not a priority.
So, let me take that scenario to the extreme.  Beside the bad odor, that bathroom was fertile ground for sickness, especially if a customer or employee didn’t wash his hands after using it.  That creates a health hazard.  The smell made me not want to eat there.  That affects profits.  So cleaning that bathroom was the most important job in the world.
I’m reminded of the following poem:
For want of a nail the shoe was lost.

For want of a shoe the horse was lost.

For want of a horse the rider was lost.

For want of a rider the message was lost.

 For want of a message the battle was lost.
 For want of a battle the kingdom was lost.

And all for the want of a horseshoe nail.


Every detail is important.  The Devil is not in the details.  He is in the lack of attention to details. 
Every blog is important.  Every time you are in Purpose, it is important.  Don’t ever forget this.  “Always do your best,” says Don Miguel Ruiz in The Four Agreements.
Get Started and Keep Going.
Now, back to our regularly scheduled blog.

Estoy haciendo esto un poco diferente. Estos son los últimos párrafos del anterior blog. Sé que es en la parte superior de la página, pero yo ya he escrito el blog, ni ayer ni hoy. Pero seguí leyendo y haciendo estas preguntas:
¿Podría ser más fuerte?
Lo que estoy tratando de decir aquí?
¿Es nuevo?
¿Es diferente?
¿Estoy pensando para mí mismo o me estoy regurgitando las obras de los demás?
¿Va a ayudar a los demás?

Una parte de mí dijo: "Sólo publicar la maldita cosa y seguir adelante con su vida!" Pero esta es mi vida. Yo sé que dije que iba a centrarse más en la cantidad que la calidad, pero eso no quiere decir que renunciaría a la calidad total. No es que lo que escribí mal, sino que sólo necesitaba un poco de algo más. Yo quería publicarlo para que yo pudiera trabajar en otras cosas. Pero la musa, el Espíritu Santo, y / o el instinto no me dejaron.
Entonces lo entendí. Ahora me doy cuenta por qué mirar esto otra vez fue tan importante. Es importante que lo hago bien. Es importante que lo hago constantemente. Ayer por la noche vi a Deepak Chopra, Wayne Dyer y Eckhart Tolle. Les disfrutado enormemente porque cada uno de estos hombres tiene un mensaje. También tienen gran número de seguidores, están haciendo un montón de dinero y, sobre todo, cada uno de estos hombres es inspirar a los demás. Así que también me llena de una sensación de tristeza porque yo también tengo un mensaje y quiero conseguirlo por ahí.
Así que aquí está mi mensaje:
Tengo que hacerlo bien porque el trabajo que hago es importante y lo que necesito hacer esto constantemente, porque el trabajo que hago es importante. Esto es cierto para todos nosotros. El trabajo que se supone que debemos estar haciendo es importante. No importa cuán poco se piensa en su trabajo podría ser, si se hace a la medida de la capacidad de uno, automáticamente se convierte en importante.
Cuando me di seminarios de búsqueda de empleo, yo solía decir, estaba haciendo un punto que los baños de limpieza era un trabajo bastante poco importante "Incluso si usted está limpiando baños en un restaurante de comida rápida, lo mejor." - Hasta que entré en el baño de un establecimiento de comida rápida cerca y al instante se dio cuenta de que un cuarto de baño limpio no era una prioridad.
Por lo tanto, quiero aprovechar ese escenario hasta el extremo. Al lado del mal olor, que el baño era un terreno fértil para la enfermedad, sobre todo si un cliente o empleado no se lavaban las manos después de usarlo. Eso crea un peligro para la salud. El olor me hizo no quieres comer allí. Eso afecta a los beneficios. Así que la limpieza que el baño era el trabajo más importante del mundo.
Esto me recuerda el siguiente poema:
Por falta de un clavo se perdió el zapato.
Por falta de una herradura se perdió el caballo.
A falta de un caballo se perdió el jinete.
A falta de un jinete que el mensaje se pierde.
                         A falta de un mensaje de la batalla estaba perdida.
                         A falta de una batalla se perdió el reino.
Y todo por la falta de un clavo de herradura.


Cada detalle es importante. El diablo no está en los detalles. Él está en la falta de atención a los detalles.
Cada blog es importante. Cada vez que usted está en el propósito, es importante. Nunca olvides esto. "Siempre haz lo mejor", dice Don Miguel Ruiz en Los Cuatro Acuerdos.
Comenzar y seguir adelante.
Ahora, de vuelta a nuestro blog regularmente programada.