Wednesday, March 6, 2013

Peace, Man, Peace!


"Life is what you make of it.
So beautiful or so what.”

Paul Simon – So Beautiful or So What

If you go, go in Peace it makes the flowers sweeter along the path.  

Mike Dolan

“I want to be peaceful and joyful as long and as often as I can.”

Me

I loved the 70’s when people used to put on a quasi-hippie effect and say, “Peace, man!  Peace.  I love peace.  Especially inner peace.  I like to believe that I am an inwardly quiet, calm peaceful person.  I am.  However, I’m also easily stressed, irritated and provoked to anger.  I’m fearful and often in a hurry.  And leave us not forget my constant state of confusion when I’m not in Purpose.  But my natural state, the one God gave me, is peaceful and joyful.  I have experienced seasons of great peace and joy, and I want those to be the norm, not the exception.
            How can I be in that place again, that place of peace and joy, no matter what happens?
            I know that I’m not there at the moment.  I’m feeling a little uneasy.  I’m not sure why.  It might be from not enough sleep. Maybe it’s because I feel a little directionless right now.  Maybe I’m not spending enough time with the people I love.  Maybe it’s because I haven’t written a blog in two days.
            Let’s take each of those possibilities.  Not enough sleep or the wrong diet, or not enough water or exercise, or doing anything that doesn’t help my body is definitely going to affect my mood.  That will also probably affect my thinking thus causing me to feel directionless. 
            Being directionless is not fun.  All the same old questions come up.  Am I doing the right thing?  Is this the best use of my time?  Why can’t I make a decision?  What am I supposed to do with this phase of my life?  I have alternatives, but each one seems to have limits that are either internal or external, and I’m not sure which is more difficult.
Will being around people, even the right people, fix this?  It will help, yes.  But it’s not a complete solution.  Other people can’t fix me.  They can help me, but they can’t fix me.  They can’t completely take away my loneliness because loneliness, in most cases, is not a lack of companionship but a lack of being centered.   Other people can’t help me to be self-disciplined.  Other people can’t help me focus.  There are two ways in which other people can help me.  They can encourage me to keep going.  More importantly, they can serve as reminders that as I serve Purpose, I am also serving and loving them.   And love gets me centered.
            I’m not sure where the term “centered” originated, but the idea is that we each have a place inside of us where peace and joy reside.  I believe that place is Purpose.  Purpose is not just a state of doing, but of being.  When I am in Purpose I can be:
-       Free
-       Relaxed
-       Happy
-       Productive
-       Peaceful
-       With God
-       Genuinely and safely with other people
-       Genuinely and safely alone

This gets me to the last possibility.  I haven’t written a blog in a couple of days. It’s not the blog that’s the issue.  It’s being away from Purpose.                         
Being in Purpose is a spiritual and magical and amazing things have happened to me, but it’s also practical and pragmatic.  I have to put in the time.  I have to sit down and write.  I have to study.  I have to put away other things, including some good things.  I can’t let there be distractions.
I made a decision this week.  In the next ten months I want to be very clearly focused on the following things.  By January 2014, I hope for some major changes.  Again, here are my priorities for the next ten months. 
1.  I want a healthy relationship with God.
2.  I want to be peaceful and joyful as long and as often as I can.
3.  I want all my relationships to be mutually healthy and loving.
4.  I want to bless as many people as possible with my writing, speaking and         
     teaching.

5.     I want to make enough money to be able to provide for my children and grandchildren.

6.     I want my children to be spiritually and emotionally healthy. 


Am I going to write these goals in all my blogs?  Probably not, but I am going to keep them in front of me every day.  I have to. 
Time is precious. 
So am I. 
So are the people I’m here to serve. 
So is my Purpose.  
By remembering these things, by keeping my goals in front of me, I can have that peace I need.  I just need to Get Started and Keep Going.


“La vida es lo que hacemos de ella.
Tan hermosa o qué ".

Paul Simon – So Beautiful, o So What

 "Si vas, ve en paz hace que las flores más dulces a lo largo de la ruta." 
Mike Dolan
"Quiero estar en paz y alegre todo el tiempo y tan a menudo como pueda."
Me

Me encantaron los años 70, cuando la gente usa para aplicar un efecto cuasi-hippie y decir: "Calla, hombre! Paz.”  Me encanta la paz. Sobre todo la paz interior.Me gusta creer que soy un interior silencioso, pacífico persona tranquila. Soy. Sin embargo, también soy fácilmente estresado, irritado y provocado a la ira. Me asusta la idea y, a menudo en un apuro. Y no olvidemos dejar mi constante estado de confusión cuando no estoy en Propósito. Pero mi estado natural, el único Dios me dio, es tranquilo y alegre. Tengo experiencia en temporadas de gran paz y alegría, y quiero que estos sean la norma y no la excepción.
¿Cómo puedo estar en ese lugar otra vez, ese lugar de paz y alegría, pase lo que pase?
Sé que no estoy allí en ese momento. Me siento un poco incómodo. No estoy seguro de por qué. Puede ser que sea por no dormir lo suficiente. Tal vez sea porque me siento un poco sin rumbo correcto ahora. Tal vez no estoy pasando suficiente tiempo con la gente que quiero. Tal vez sea porque no he escrito un blog en dos días.
Veamos cada una de estas posibilidades. No dormir lo suficiente o la dieta incorrecta o insuficiente de agua o ejercicio, o hacer cualquier cosa que no ayuda a mi cuerpo definitivamente va a afectar mi estado de ánimo. Eso también es probable afectar mi forma de pensar lo que provoca que me sienta sin dirección.
Estar sin dirección no es divertido. Todas las preguntas de siempre surgen. ¿Estoy haciendo lo correcto? ¿Es este el mejor uso de mi tiempo? ¿Por qué no puedo tomar una decisión? ¿Qué se supone que debo hacer con esta fase de mi vida? Tengo alternativas, pero cada uno parece tener límites que sean internos o externos, y no estoy seguro de que es más difícil.
Will estar cerca de la gente, incluso la gente adecuada, solucionar este problema? Le ayudará, sí. Pero no es una solución completa. Otras personas no me pueden arreglar. A mí me pueden ayudar, pero no me pueden arreglar. No la puede suplir totalmente a mi soledad, porque la soledad, en la mayoría de los casos, no es la falta de compañerismo, pero la falta de estar centrado. Otras personas no me puede ayudar a ser auto-disciplinado. Otras personas no me puede ayudar a enfocar. Hay dos formas en que la gente me puede ayudar. Pueden me animan a seguir adelante. Más importante aún, pueden servir como recordatorios de que como yo tienen un propósito, también estoy sirviendo y amando a ellos. Y el amor me pone centrado.
No estoy seguro de que el término "centrado" se originó, pero la idea es que cada uno de nosotros tiene un lugar dentro de nosotros donde la paz y la alegría reside. Creo que el lugar es Propósito. El propósito no es sólo un estado de hacer, sino de ser. Cuando estoy en el propósito que puede ser:
- Libre
- Relajado
- Happy
- Productivo
- Tranquilo
- Con Dios
- Auténtica y segura con otras personas
- Verdaderamente solo y sin peligro

Esto me lleva a la última posibilidad. No he escrito un blog en un par de días. No es el blog que es el tema. Es estar fuera de propósito.
Estar en fin es una las cosas espirituales y mágicas y sorprendentes me han pasado, pero también es práctico y pragmático. Tengo que poner en el tiempo. Tengo que sentarme a escribir. Tengo que estudiar. Tengo que guardar otras cosas, incluyendo algunas cosas buenas. No puedo permitir que haya distracciones.
Tomé una decisión esta semana. En los próximos diez meses Quiero ser muy claramente centrado en las siguientes cosas. En enero de 2014, espero que para algunos cambios importantes. Una vez más, aquí están mis prioridades para los próximos diez meses.
1. Quiero tener una relación sana con Dios.
2. Quiero estar tranquilo y alegre, siempre y tan a menudo como pueda.
3. Quiero que todas mis relaciones sean mutuamente sana y amorosa.
4. Quiero bendecir a tantas como sea posible con mi forma de escribir, hablar y
     enseñanza.

5. Quiero hacer el dinero suficiente para poder mantener a mis hijos y nietos.

6. Quiero que mis hijos sean sanos espiritualmente y emocionalmente.

¿Voy a escribir estos objetivos en todos mis blogs? Probablemente no, pero yo voy a seguir delante de mí todos los días. Tengo que hacerlo.
El tiempo es precioso.
Yo también
También lo son las personas con las que estoy aquí para servir.
Así es mi propósito.
Al recordar estas cosas, manteniendo mis objetivos en frente de mí, puedo tener esa paz que necesito. Sólo necesito para empezar y seguir adelante.