Wednesday, March 27, 2013

Luck and Purpose


“Now, some guys, they just give up living.
Start dying little by little
Piece by piece.
Some guys come home from work and wash up
And go racing in the streets.”

Bruce Springsteen – Racing in the Streets

 “Didn’t he know, being a knight, that the truly important thing was to not lose faith in the task at hand?  He had seen so many knights lose hope and quit when good luck took time to make its presence that he had learned the importance of being faithful to what one thought was right.”

            Alex Rivera and  Fernando Trias de Bes – Good Luck: Creating the Conditions for Success in Life and Business



This is a good book.  The topic or moral, that we create our own luck through hard work and preparation, is not original, but still, it’s a good reminder and it’s presented wonderfully.   An important principle in the book is that we all have luck but to create good luck, we have to take advantage of the luck we have.
            Here are some ways in which I have been lucky. 
-       I was adopted.
-       I lived around the world.
-       I have my health.
-       I live in a great country.
-       I’m good at several things.
-       I have people who love me.
-       I have a lot of material possessions.
-       I’m safe.
-       I have a job I like.

            In other words, I’ve been blessed.  And I’m extremely grateful for those blessings.  I think most people I know have been blessed in the same way, but they don’t recognize it.  Most of our conversation and thought life revolves around not what we have, but what we don’t have.
            I’m grateful for what I have.  At the same time, though it may seem like a contradiction, I want more.  Hence, my goals.
            I was writing in my journal about how my perfect world would look.
            Now is it possible to be grateful and still want more?
            Yes.
            These principles are not contradictory, but complementary.  In fact, some would say you can not get more without being grateful.   How does that work?
            When I am grateful, truly grateful, then I am content.  When I am content, then I am peaceful.  When I am peaceful, I am attractive and productive.  When I am attractive and productive, people and situations seem to work in my favor.  If they don’t, then it doesn’t matter, because I am peaceful and content.  But they do.  Things change for me when I’m positive.  Things also change for me when I take action. 
            So in order to create my perfect world, I have to take action.  What is my perfect world?
-       I’m always calm and peaceful.
-       My relationships are loving and healthy.
-       I’m kind and loving to everyone.
-       I have a right relationship with God.
-       I write every day for two to four hours.
-       My health is good.

            Interestingly, but not coincidentally, those wishes align with my written goals, the ones I’ve written on 3x5 cards.
            My wishes and goals are the same.  That might seem obvious, but wishes that are not turned into concrete goals become frustrations.  Goals that are not turned into measurable actions become regrets.
            As I’ve said before, despite the struggles I’ve had in life, I only have two regrets:
                        I wish I’d been kinder.
                        I wish I’d worked harder.
            Cutting corners did not save me time; it cost me time.  It cost me years.  And it cost me money.  My life is what it is now, but it might have been more.  Right now I’m thinking of a neighbor to whom I’d like to give several thousand dollars to, just so I could help her and her husband.  And of course, all of it is a fantasy, but I wish I had worked harder and studied harder when I was younger.  I think my life, and the life of those I love, might be different in some ways.
            Still, regret is useless and poisonous.  The only way to redeem the past is to change the present.  So that’s what I’m doing now.  That’s why I’m writing so much and doing radio shows.  Every day is a new chance to start over.  And I’m still not where I want to be.  I still waste time and I still lack self-discipline.
            But tonight I walked.  Three nights ago I walked a mile and a half.  It took me a long time.   Tonight I walked two miles in the same amount of time, and with much more energy. 
            It’s not the big, once-in-a-lifetime choices that worry me.   It’s the small daily choices that are far more important, like walking or writing every day.  Those little choices add up to something big before we realize what’s happening.
            I can’t let anything get in my way.  I need to do what I need to do.  I need to take care of my responsibilities.  But then as Springsteen says, I need to “come home from work and wash up and go racing in the streets.”  Or in my case, writing in the blog.

“Now, some guys, they just give up living.
Start dying little by little
Piece by piece.
Some guys come home from work and wash up
And go racing in the streets.”

Bruce Springsteen - Racing in the Streets

"¿No lo sabes, ser un caballero, que lo verdaderamente importante era no perder la fe en la tarea que nos ocupa? Él había visto tan muchos caballeros perder la esperanza y dejar de fumar cuando la buena suerte se tomó el tiempo para hacer su presencia lo que había aprendido la importancia de ser fiel a lo que creía que era correcto ".

Alex Rivera y Fernando Trias de Bes - Buena Suerte: Crear las Condiciones para el Éxito en la Vida y Negocios



Este es un buen libro. El tema o moral, que nosotros creamos nuestra propia suerte a través del trabajo duro y la preparación, no es original, pero aún así, es un buen recordatorio y es presentado maravillosamente. Un principio importante en el libro es que todos tenemos suerte, pero para crear buena suerte, tenemos que aprovechar la suerte que tenemos.
Aquí hay algunas maneras en las que he tenido suerte.
            - Yo fui adoptado.
            - Viví todo el mundo.
- Tengo mi salud.
- Yo vivo en un gran país.
- Soy bueno en varias cosas.
            - Tengo gente que me quiere.
            - Tengo una gran cantidad de posesiones materiales.
            - Estoy seguro.
            - Tengo un trabajo que me gusta.

            En otras palabras, he sido bendecida. Y estoy muy agradecido por esas bendiciones. Creo que la mayoría de las personas que conozco han sido bendecidos de la misma manera, pero ellos no lo reconocen. La mayor parte de nuestra conversación y pensamiento gira en torno a la vida no es lo que tenemos, sino lo que nosotros no tenemos.
            Estoy muy agradecido por lo que tengo. Al mismo tiempo, aunque pueda parecer una contradicción, quiero más. Por lo tanto, mis metas.
            Yo estaba escribiendo en mi diario acerca de cómo mi mundo perfecto se vería.
            Ahora es posible estar agradecido y todavía quieren más?
            Sí.
            Estos principios no son contradictorios, sino complementarios. De hecho, algunos dirían que usted no puede conseguir más sin ser agradecido. ¿Cómo funciona eso?
            Cuando estoy agradecido, muy agradecido, entonces estoy contento. Cuando estoy contento, estoy tranquilo. Cuando estoy tranquilo, soy atractivo y productivo. Cuando soy atractiva y productiva, la gente y las situaciones parecen trabajar en mi favor. Si no lo hacen, entonces no importa, porque estoy tranquilo y contento. Pero lo hacen. Las cosas cambian cuando yo soy positivo. Las cosas también cambiar para mí cuando tomo acción.
            Así que para crear mi mundo perfecto, tengo que tomar medidas. ¿Cuál es mi mundo perfecto?
- Siempre estoy tranquilo y pacífico.
            - Mis relaciones son cariñosos y saludables.           
            - Soy amable y amoroso con todos.
- Tengo una relación correcta con Dios.
- Escribo cada día durante dos a cuatro horas.
- Mi salud es buena.

            Interesante, pero no por casualidad, esos deseos se alinean con mis metas escritas, las que he escrito en tarjetas de 3x5.
            Mis deseos y objetivos son los mismos. Esto puede parecer obvio, pero desea que no se convierten en objetivos concretos convertirse en frustraciones. Las metas que no se convierten en acciones medibles convertirse en arrepentimientos.
            Como he dicho antes, a pesar de las luchas que he tenido en la vida, sólo tengo dos lamenta:
                        Ojalá hubiera sido más amable.
                        Ojalá hubiera trabajado más duro.
            Esquinas de corte no me ahorra tiempo, sino que me ha costado tiempo. Me costó años. Y me costó dinero. Mi vida es lo que es ahora, pero podría haber sido más. En este momento estoy pensando en un vecino a quien le gustaría dar varios miles de dólares a, sólo para poder ayudarla a ella ya su marido. Y por supuesto, todo esto es una fantasía, pero me gustaría haber trabajado más duro y más difícil de estudiar cuando era más joven. Creo que mi vida y la vida de aquellos a quienes amo, puede ser diferente en algunos aspectos.
            Sin embargo, el arrepentimiento es inútil y venenosa. La única manera de cambiar el pasado es para cambiar el presente. Así que eso es lo que estoy haciendo ahora. Es por eso que estoy escribiendo mucho y haciendo programas de radio. Cada día es una nueva oportunidad para empezar de nuevo. Y todavía no estoy donde quiero estar. Todavía perder el tiempo y me falta la autodisciplina.
            Pero esta noche he caminado. Hace tres noches caminaba un kilómetro y medio. Me tomó mucho tiempo. Esta noche he caminado dos kilómetros en la misma cantidad de tiempo, y con mucha más energía.
            No son los grandes, una vez que-en-uno-curso de la vida las decisiones que me preocupan. Son las pequeñas decisiones diarias que son mucho más importantes, como caminar o escribir todos los días. Esas pequeñas decisiones se suman a algo grande antes de darse cuenta de lo que está pasando.
            `No puedo dejar que nada se interponga en mi camino. Tengo que hacer lo que tengo que hacer. Tengo que cuidar de mis responsabilidades. Pero entonces, como dice Springsteen, tengo que "volver a casa desde el trabajo y lavarse e ir corriendo por las calles." O, en mi caso, escribiendo en el blog.